¿el camino a seguir?

Para analizar la ya muy comentada presentación de Apple de ayer, me gustaría hablar de otras dos noticias de alcance que durante los últimos días han salpicado a la prensa tecnológica. Estoy hablando de la presentación del teléfono inteligente (que pereza me dan estas traducciones literales) más rápido del mundo, el de la marca China casi impronunciable Xiaomi que está suponiendo un auténtico pelotazo en Asia, donde ha conseguido (o por lo menos lo intenta) causar la misma conmoción que provoca la marca de la manzana mordida cuando hace una presentación. Un gran dispositivo, parece al menos, con mucha potencia y tecnología detrás y una marca que apunta hacia el desarrollo de un sistema operativo que sea una alternativa a Android. El sistema operativo, esa fuente de posibilidades.

La empresa asiática ha fichado además a golpe de talonario al polifacético y gurú de emprendedores Hugo Barra, antiguo hombre fuerte de Google. Un buen golpe encima de la mesa para esta tecnológica, que vendiendo móviles a precio de coste como aseguran, se está comiendo el mercado con una voracidad insaciable. Los chinos aprenden como fabricar, y cuando lo tienen claro, fichan a lo que les falta, diseño y experiencia en el sector, o lo que es lo mismo, talento. Mucho talento.

apple-evento-10-septiembre-2013

Mucha gente esperaba, como en las últimas ocasiones, que Apple volviera a inventar la rueda, y que además, lo hiciera a bajo coste, para poder ser una alternativa a todos los nuevos fabricantes asiáticos que, día a día, le arañan cuota de mercado. Se hablaba de que necesitaba entrar con fuerza de nuevo en el ingente mercado de consumo chino.

La realidad es Apple no ha querido, podido o sabido jugar al bajo coste. A pesar de que se habla en numerosos medios del Iphone 5C como el teléfono de 75€, nada está más lejos dela realidad. El teléfono, en su versión  libre, va a estar rondando los 500 euros, unos 100€ por debajo de su hermano mayor y aventajado, el 5S. El nuevo modelo no deja de ser un Iphone 5 con una buena operación de cirugía estética y algunas buenas prestaciones. Un buen terminal. Muy bueno (y realista) el review de Ángel González acerca de los dos dispositivos.

En las redes sociales, esta noticia ha dado mucho juego. Mucha gente ha comentado que es una burla el precio, que esto no es LowCost, que si no han cumplido las expectativas, etc… Tiempo para aduladores y odiadores varios. Y los hay a millones. Sigue sorprendiéndome la resonancia, el márketing y la comunicación corporativa de la compañía fundada por Jobs. Cada presentación es un acontecimiento mundial, seguido por todo tipo de medios.

Apple ha decidido seguir con la estrategia que lleva hace ya un par de años, la de seguir para adelante, pero sin inventos ni artificios que se salgan de la línea. Si funciona, que siga funcionando. Era un riesgo apostar por un dispositivo más barato a costa de sacrificar prestaciones, diseño, prestigio y ese halo de exclusividad que posee. No pueden fabricarse smartphones Apple de bajo coste sin sacrificar ganancia y sobre todo, posicionamiento, esa magia que posee y que el resto no tiene. Ese es un paso muy difícil de dar.

El volumen puede servir a otros fabricantes como Samsung o los nuevos fabricantes chinos, pero ¿necesita Apple ser el teléfono más vendido?. Yo creo que no. Necesita algún dispositivo que vuelva a ser revolucionario y que abra nuevos mercados (o provoque nuevas necesidades). Y hasta el momento, no ha sido capaz de hacerlo desde el lanzamiento del Ipad.

El camino no es fácil, y hay muchas tecnológicas que mueren de éxito intentando crear nuevas revoluciones y necesidades. Lo que sí está bastante claro, es que Tim Cook no cree que el camino sea ni el bajo coste, ni el SmartTv (¿cada cuánto tiempo cambiamos de televisor?) ni, por supuesto, el reloj inteligente. Hace falta mucho más para sacudir el mercado de consumo enorme que supone el usuario final. Y evidentemente esto no es tarea fácil. ¿Será Apple capaz de hacerlo de nuevo?. Es posible que sí. O que no.

Y para amenizar la lectura de este post, ¿Qué tal si escuchamos “against the wind”. Maravillosa canción de Bob Seger. Y que además sale en esa maravillosa revisión de música americana que es la bso de la dulce “Forrest Gumb”. Parece que contra el viento rema Apple. Hasta el próximo post.

La realidad tecnológica de la pyme española

Como cada año, Fundetec, que es la fundación que se encarga de promover las tecnologías de la información en España, acaba de presentar su informe Epyme, el cual habla de la adopción de la tecnología en la empresa española. El informe es bastante clarificador, y muestra de primera mano, muchas conclusiones interesantes. Se confirma, sobre todo, la enorme brecha digital que nos separa de nuestros vecinos europeos (los desarrollados claro) y, lo que es más preocupante, la brecha interna entre las grandes empresas y el resto de los mortales, es decir, las pequeñas y medianas empresas. Muy interesante la entrevista en Cope3d al respecto.

Como emprendedor y parte de una microempresa, es muchas veces frustrante el oír en numerosos círculos sociales a gente hablar con desprecio del empresario de turno. El rol siempre es el de dueño de una megaempresa que domina el mercado y hace el mal a diestro y siniestro.  Por partes. Y con datos. Existen aproximadamente 3.200.000 empresas en España de las que más de 3.050.000 corresponden a microempresas como la mía. Como la suya. Estas empresas suponen el 26% de la masa salarial en España. La brecha digital afecta sobremanera a este tipo de empresas. Las grandes empresas españolas (4.923) según el último censo, tienen sistemas informáticos muy buenos, actualizados y a la altura de su competencia europea. Son habitualmente productos de gigantes tecnológicos que la mayoría conocemos, como SAP o Microsoft. El problema somos el resto.

Independientemente de la falta de “cultura” o base tecnológica de la que adolece la mayoría de población en nuestro país, que requiere medidas a todos los niveles para solucionar o impulsar el conocimiento a nivel tecnológico, el problema en muchas ocasiones, por qué no decirlo, es la falta de asesoramiento y de oferta de producto que se encuentran muchas de estas empresas. Es habitual que en mucha microempresa, el prescriptor, o sea el que te “ayuda” para elegir solución tecnológica o proveedor, sea el asesor de turno o el banco. Tremendo. Alguien posiblemente con menos conocimientos informáticos que la propia empresa, se encarga de aconsejar a quien debes de elegir (el fantasma de los sobres cerrados llenos de dinero sobrevuela siempre este tipo de consejos).

Independientemente de la falta de la figura a nivel de asesoría, que es un papel que deberían de tomar administraciones públicas, sectores y fabricantes TIC a partes iguales, el principal problemas con el que se encuentra la Pyme es la oferta. Muchas consultoras grandes, cuyo volumen de negocio ha disminuido considerablemente, se han puesto como objetivo el mercado de la Pyme. Venden producto preparado para empresas grandes con mucho márketing y con el prestigio que les otorga su marca. El negocio de la pyme en España para la gente que lo conocemos, difiere bastante del de la empresa grande. Este tipo de paquetes no sirven para la pyme. Son rígidos, estrictos, poco flexibles, no adaptados, etc… Son muy buenos productos, pero no son productos para el segmento al que se les está orientando.

Necesitamos software (programas, aplicaciones, soluciones, etc…) específico para pequeñas y medianas empresas. Software a precio asequible, alejado de los cientos de miles de euros de los productos pensados para grandes empresas. Y sobre todo, pensado para la flexibilidad y la rapidez del día a día de la empresa española. Pensados para nuestro funcionamiento. Es curioso como en Europa no existe el segmento de la programación a medida. Existen soluciones sectoriales adaptadas a la idiosincrasia de cada segmento de mercado (no el español claro).

Como consultor y empresario a la vez me alegra pensar que hay mucho mercado en este segmento. Pero es un poco triste ver como no hay impulso del conocimiento para que la Pyme crezca y se ponga al nivel europeo. Vamos a ser optimistas y a pensar que es una cuestión de tiempo. De tiempo y de mucho trabajo. Alguna buena noticia hay.

Y para terminar, voy a ponerme un poco romántico. Pero a lo bestia. La bella y la bestia. O mejor dicho, la Iguana y la bestia. Iggy Pop y Kate Pierson (cantante de B-52) en “candy”, una canción de amor enérgica y con mucha fuerza.

El futuro está aquí

Cuanto más leo acerca del proyecto Google Glass, más me sorprende como mi imaginación se deja llevar. Igual es por el niño que llevo dentro, que siempre ha soñado con saber como iba a ser el futuro. Ese futuro ya está aquí. Si, todas las cosas que cuando éramos pequeños pensábamos que se iban a poder hacer en esa nebulosa llamada futuro, están ahora aquí, ya.

Las gafas de Google han sido desarrolladas gracias a un departamento de investigación (Google X lab) en el que entre otras cosas se ha desarrollado también el coche sin conductor de Google. Si, a mi también me viene a la imaginación un laboratorio como el de los cachivaches de Batman, James Bond o los hombres de negro. Brutal.

google-glass-project

Sergey Brin ya sorprendió al mundo hace un año en el Google I/O Summit cuando conecto con tres paracaidistas a punto de saltar de un avión con sus gafas, con un streaming o video online muy logrado. Se había hablado mucho acerca de este proyecto futurista, pero ese día, el CEO de Google demostró que las gafas eran una realidad. Además anunció que se podían hacer reservas para desarrolladores al precio de 1.500$. En los últimos días, y a través de la página del proyecto Google Glass, ya se puede ver cómo son las gafas y lo mas importante, algunas de las cosas que se van a poder hacer con ellas.

Además de su diseño futurista, gracias a testimonios como la gente de Theverge que las ha probado, sabemos que se manejan con el uso de comandos de voz para la mayoría de acciones. Se puede apreciar como todo el grueso del dispositivo está en la patilla izquierda, en la que está la CPU, batería, micrófono, cámara, y el resto de cachivaches necesarios para que funcione. Incluido,también una especie de trackpad o mando para manejarlas con los dedos. Es importante destacar que no lleva 3G, sino que se conectará a Internet por Wifi o por tethering, es decir, a través de los datos de nuestros teléfonos. Todos nos preguntamos cómo se ve. Gracias a un prisma que lleva incorporada la gafa y que, una vez ajustada, proyecta en nuestro iris las imágenes con bastante buena calidad.

google-glass-xl

Este dispositivo está pensado, según sus creadores, para dejar a un lado la falta de inmediatez de otros dispositivos como el Smartphone, y, sobre todo, para evitar la abstracción que todos estos dispositivos causan. Ponen el ejemplo del número de gente que pierde un autobús o un metro por estar absorto con su teléfono y su whatsapp o correo. Será prácticamente instantáneo el utilizar un comando de voz como “ok glass take a picture” para que nuestras gafas hagan una foto en el instante o graben video con lo que yo estoy viendo en ese momento.

Surge un problema con todos estos avances y siempre es el mismo, la legislación va mucho más lenta que la tecnología. ¿Que pasa con la privacidad?. Con lo fácil que va a ser captar imágenes y, sobre todo, sin que nadie se entere, Google probablemente se enfrentará a problemas de privacidad. Las gafas no han salido y ya hay establecimientos en estados unidos que han prohibido el uso de las gafas.

Para todas estas cuestiones, prefiero quedarme siempre con lo bueno, con las impresionantes posibilidades que ofrece este dispositivo. Google ya tiene en marcha dos seminarios para desarrolladores para estudiar y promover nuevas ideas que puedan desarrollarse dentro de este proyecto. Ademas hay un hashtag #ifihadglass para que la gente pueda aportar ideas. Me ha resultado fascinante ver algunas ideas que se proponen como la posibilidad de ver sitios históricos como eran antes (como por ejemplo el coliseo romano o la acrópolis), la posibilidad de mostrarle a alguien como hacer primeros auxilios en caso de emergencia, el que el cuerpo de bomberos pueda utilizarlo para cuando estén en acción poder ver las salidas de emergencia de un edificio, o el poder traducir lenguaje de signos.

Lo que está claro es que va a ser un dispositivo a actualizar constantemente por el tremendo potencial que tiene y que va ser desarrollado en un futuro inminente. Ya no es lo que puede hacer ahora, sino todo lo que vamos a poder hacer. Ciencia ficción ya funcionando en nuestros días.

Y como me suena a futuro, a robots, a electrónica pura, ¿Que tal si escuchamos a los Chemical Brothers con Richard Ashcroft? Como me dijo un día Ramón Palomar, da la sensación de estar masticando tornillos. The test. Una auténtica joya. Que la disfrutéis.

Mas en el Rincón del Cibertarugo. Cada semana en Lasprovincias.es

¿Otra actualización más?

Hace unas pocas semanas se alertaba al usuario de que Java, que es un lenguaje de programación que se usa para confeccionar páginas webs o partes de ellas, anunciaba su enésimo problema crítico de seguridad. En la misma web en la que se daba la noticia, se avisaba de que lo mejor era deshabilitar el plugin de java en el navegador y actualizar. ¿El plugin? ¿Deshabilitar? ¿Actualizar?

Lamentablemente, en la mayoría de sitios webs en los que se avisa de estos problemas, se copia el anuncio del fabricante, en este caso Java, y se cuelga…..y que el cibertarugo de turno se apañe. Como hemos repetido en multitud de ocasiones en este blog, la gente normal, de a pie, no tiene ni idea de lo que le están diciendo, y menos utilizando palabras que muchos de nosotros hemos oído, pero que ni siquiera sabemos qué son realmente. Por fortuna, existen páginas webs en España que se ocupan de trasladarnos y mostrarnos esa información a todos los niveles, desde generales a soldados rasos. Gracias a la labor de divulgación de programas como COPE3D e Inteco, podemos enterarnos casi diariamente de los problemas de seguridad que casi diariamente surgen.

Como característica común, lo que leemos casi siempre cuando cualquier problema grave de seguridad acontece, es que hay que actualizar. El que mas y el que menos ya está acostumbrado a descargarse diariamente cientos de actualizaciones para la mayoría de dispositivos que dispone, el teléfono, la tableta, su ordenador doméstico y…casi la lavadora de casa.

Leía el otro día en el gadgetoblog cómo Ángel Jimenez se preguntaba hasta cuándo va a durar este martilleo incesante de descargas y actualizaciones. La respuesta creo que es …..hasta siempre. Los que trabajamos o convivimos con el desarrollo de tecnología, sabemos lo que es preparar un producto para que funcione y no falle. Se programa, se testea, se reprograma, se testea, se certifica y finalmente se instala en el ordenador del cliente para que trabaje finalmente. ¿y ya está?. No, siempre suelen surgir detalles que falta limar, pero en un entorno estable, lo normal es que en un periodo relativamente corto, el desarrollo funcione bien.

5497202855

El problema realmente es ese, el entorno. Con sistemas operativos que cambian casi diariamente, con utilidades que comparten la mayoría de programas o con nuevas descargas de navegadores cada semana, es sencillamente imposible mantener estable una aplicación sin actualizarla.

Un ejemplo fácil: Si desde la aplicación que programo en Internet puedo interaccionar con redes sociales, y las redes sociales cambian cada poco tiempo (aquí una infografía de las veces que ha cambiado Facebook de aspecto en su historia), tengo que cambiar mi aplicación cada vez. O si mi aplicación utiliza algo de Java para mostrar una pantalla, y Java se actualiza, deberé de adecuar mi programa a este cambio.

En un mundo en el que cada vez queremos que nuestras aplicaciones sean más comunes entre sí, en el que quiero hacer una foto y enviarla por correo, luego pasarla a Instagram, luego Twitearla, y finalmente colgarla en mi muro de Facebook, la interdependencia y lo rápido que se mueve este mundo, hacen absolutamente necesario el actualizar. Internet ha sido uno de los grandes inventos de la historia, pero el estar en un entorno abierto y totalmente dinámico, tiene como resultado que cada dos por tres tengamos que permitir que se actualicen las aplicaciones de nuestros dispositivos. Uno de los grandes éxitos de Steve Jobs y su Iphone, es que permite la actualización de sus sistemas operativos a la última versión en la mayoría de dispositivos antiguos que tenemosCrecer y mejorar implican actualizarse. Por desgracia, parece que no hay otro camino.

Y hablando de actualizaciones, una de las más imponentes de la historia. Del eléctrico y exitoso disco OK Computer al electrónico KidA. Thom Yorke en estado puro en directo en Montreaux con mi sintonía del programa Abierto A mediodía de Ramón Palomar.“The national anthem”

¿Que los sms están muertos?

El pasado martes 3 de diciembre hicieron veinte años desde el envío del primer sms. En 1992 se consiguió enviar un mensaje de texto desde un PC a un teléfono móvil. El hacer operativo el proceso y, sobre todo, que fuera bidireccional, es decir, que se pudiera responder a ese mensaje, costó alrededor de siete u ocho años gracias a que un gigante como Nokia (quien la ha visto…..) se implicó viendo el potencial que esta tecnología podía tener .

Han pasado veinte años y, con unas pocas mejoras, el sistema continúa siendo usado por la mayoría de usuarios de telefonía
. Pocas tecnologías persisten con tan pocos cambios. Sus ventajas en todo este tiempo: economía y rapidez, además de constancia. El texto se puede almacenar. Siempre es bonito tener guardadas las cosas que te gustan o son importantes.
Por otra parte, una de las cosas no tan buenas de los sms es su paso por un servidor de mensajes, que es el que realmente lo retransmite a su destinatario. ¿Malo, por qué? Porque los sms tienen fecha de caducidad y si no se consigue retransmitir a su destino final en el plazo requerido, el mensaje se perderá. Y el usuario habrá pagado su mensaje en el segundo cero, cuando su mensaje ha llegado al centro de mensajes.
Es de destacar el paso y la adecuación de esta tecnología por todas las generaciones de bandas: gsm,3g,4g, etc……, porque funciona por la línea de voz, no de datos o internet. Y eso significa que es seguro. ¿Seguro un sms?…¿si es antiguo no? Si, pero es mucho mas seguro que cualquier intercambio de información enviada por Internet. Y eso es muy importante.
Apreciaciones tarifarias o de seguridad al margen, es muy destacable como aspecto social el cambio que supuso el tener entre 140 y 160 caracteres para redactar mensajes. Es conocido el sublenguaje aparecido en todos los idiomas para acortar palabras y que en este espacio quepa mas contenido. Revolución lingüística al canto.
Y, como si fuera un combate de boxeo, una vez presentado uno de los contendientes, nos queda el otro, o mejor dicho, el otro equipo. Whatsapp y el resto de aplicaciones de mensajeria, en auge total en la actualidad.
De hecho, es fácil ver en la misma mesa de un bar a cuatro personas sentadas sin mirarse durante media hora, cada una de ellas embrujada con su pantalla de smartphone y sus grupos de whatsapp a toda mecha. Es increíble la aceptación y el enganche que supone esta aplicación para la mayoría de usuarios de datos en telefonía móvil. Datos, si. Porque whatsapp y similares como line (atentos a esta otra aplicación que rompe en Asia), funciona sobre Internet, con lo que me obliga a pagar cuota de Internet en mi móvil. A diferencia de sms, este tipo de mensajería, sólo funciona bajo Internet.
Me gustaría destacar, que el precursor de este tipo de aplicaciones ha sido otra tecnológica venida a menos, como Blackberry. Ellos fueron los primeros en ofrecer solo a sus usuarios un sistema de chat ilimitado, por una cuota de datos relativamente barata al mes. Blackberry rompió moldes en España hace relativamente poco, ya que permitía a los adolescentes estar online todo el día por cerca de seis euros mensuales.

El problema para RIM
, fabricante de Blackberry, ha sido que no fue capaz de extrapolar esta tecnología al resto de usuarios de smartphone. Y lo ha acabado pagando caro, porque las tarifas de datos han bajado de precio, y ahora es posible por ese precio estar conectado sea cual sea el teléfono de tu amigo y además puedes navegar y tener correo.

Whatsapp ha supuesto una revolución, y un ejemplo claro de como algo bastante obvio pero relativamente bien hecho, puede triunfar
. Puedes encontrar la aplicación en el top5 de cualquier plataforma durante los últimos dos años. Casi nada. En agosto de este año se batió el record de mensajes en un día: diez Billones…….
Pero whatsapp tiene también su lado oscuro. En enero de este año Apple decidió sacarla de la Appstore, ya que desde una página web era posible acceder y cambiar el estado de cualquier usuario. Muy endeble y poco seguro. Se ha sabido hasta hace poco que no se usaba ninguna encriptación en el envío de sus mensajes. Eso significa que a través de una red abierta, es relativamente fácil poder pescar cualquier conversación. Ojo a las redes abiertas. Encriptar significa que la información salga cifrada, con lo que si alguien la consigue obtener, será dificil que pueda obtener el contenido real de la conversación. Desde hace relativamente poco, Whatsapp asegura que encripta. Veremos.
Una vez expuestos los dos contrincantes, queda la duda…..porque con las tarifas de datos existentes, los sms también están incluidos en tarifas planas, con lo que puedo enviar todos los que quiera. ¿Qué sistema es mejor? Depende. Para envío de datos seguros, yo aconsejo sms. Es básico pero robusto. Para cachondeo y relaciones sociales, es mucho mejor Whatsapp y cia. Psicológicamente, no me gusta nada la obligación moral que supone whatsapp cuando recibes un mensaje. Parece que tienes que contestar si o si. Y eso no me gusta. Me carga. Y me cargan los grupos, en los que hay gente que está todo el día contando lo que hace. A todas horas. Para eso están las redes sociales!. Para que el que quiera me siga. El que quiera, no todos.
A estas alturas del post, el que haya conseguido llegar hasta aquí, estará pensando que soy un nostálgico, que los sms están muertos. Ojo a estos datos, en Inglaterra y Francia, en 2011 se incrementaron el número de sms en casi un treinta por cien anual. Y son países con tasa de penetración de smartphones igual o superior al nuestro. Es verdad que España es paraíso para Whatsapp, pero al contrario de lo que la gente pueda pensar, el número de sms por año permanece casi lineal con bajadas anuales relativamente pequeñas, menores al 5%. Se siguen usando los sms aunque tenemos otras opciones para envío de información.
Un poco de respeto para las tecnologías veteranas. El sms está vivito y coleando. Um poco de respeto!
Y, celebrando estos veinte años, aprovecho para postear el mejor disco sin duda de Rem, “automatic for the people”. Disco que salió en 1992 y que tiene una canción que me pone los pelos de punta cada vez que la escucho. “drive” http://m.youtube.com/#/watch?v=ItP6yNlsKwc&desktop_uri=%2Fwatch%3Fv%3DItP6yNlsKwc&gl=ES
Hasta el siguiente post!!