¿amigos?¿enemigos?¿socios?

Hay varios términos recurrentes cuando hablamos de tecnología. La primera es la guerra. Parece que emplear vocabulario bélico llama mas la atención de la gente y los términos como batalla, guerra o confrontación, se suceden. También se repite hasta la saciedad la palabra móvil. Tabletas y smartphones han roto el mercado y no hay blog, medio o escaparate que se precie, en el que no se hable del auge de estos cacharros, indispensables para nuestro día a día.
Hay otro factor que también está presente cada día y es el descenso generalizado de las ventas de ordenadores y portátiles, contando con la defunción ya certificada de los notebooks, al que las tabletas se han merendado, aunque  muchos nostálgicos sigan sin ver que el modelo ha cambiado (y cambiará aún más).
Combinando estos tres diferentes términos, aparece la realidad del mercado tecnológico actual, en el que los “causantes” de que cualquiera de estos dispositivos funcionen, los desarrolladores de los cerebros de todos estos dispositivos, están en un momento clave que puede hundir o llevar casi al monopolio a uno de ellos.

Saving_Private_Ryan

Intel, empresa modélica y paradigma del éxito en tecnología, ve peligrar su modelo de negocio, basado en la fabricación de procesadores para equipos de toda la vida, ya sean portátiles o de sobremesa (incluidos los Mac, claro). De hecho, el mercado esta muy maduro, y se espera que las cifras de ventas de ordenadores desciendan alrededor de un 10%. En este mercado, Intel basa mas del 65% de sus beneficios, con lo que parece que tiene que estar alerta y diversificar.
En el otro lado, una empresa británica llamada Arm, decidió crear otro tipo de procesadores, y se preocupó del consumo de energía. En un momento en el que nadie pensaba en esto, ya que estábamos conectados con nuestro ordenador y no nos preocupaba para nada la electricidad consumida, esta empresa decidió sacrificar prestaciones reduciendo el tamaño y consumo de energía. ¿para qué? Pues hace unos años para dirigirlos a equipos menos potentes y con prestaciones reducidas.Una especie de modelo Low Cost .

Lo que pasó después es que el mundo de la telefonía y dispositivos móviles apareció con una fuerza enorme. Y ahí Arm se comió el mercado. Estamos hablando de que un procesador de Intel es una de las partes más importantes del precio de un ordenador, mientras que el de Arm no supone ni el 10% del precio de un dispositivo. Esa es la virtud del procesador inglés. Esa y su modelo de negocio. Revolucionario y totalmente distinto al de Intel.
La empresa inglesa licencia, no fabrica componentes, y ahí es donde es capaz de reducir costes y maximizar beneficios. Ellos se dedican a diseñar y desarrollar pero cualquier empresa puede fabricar sus procesadores pagando una licencia. Hay tres tipos de licencias que dan mas o menos posibilidades al fabricante, desde fabricarlo tal y como Arm diseña (modelo por procesador), pasando por el modelo POP, el cual utiliza Apple para desarrollar sus procesadores, mejorando o cambiando factores de diseño y competencia, hasta el modelo por plataforma, que permite utilizar los recursos de Arm para estudiar y desarrollar posibles evoluciones.
En el otro extremo, Intel investiga, desarrolla y fabrica, a través de un modelo bastante mas rígido, mas convencional podríamos decir.
Estos dos modelos de negocios podrían ser meras anécdotas, pero ahora mismo, los fabricantes que producen procesadores con tecnología Arm copan el mercado de los procesadores para dispositivos móviles.

Y dentro de esta ¿batalla? ¿guerra? no deja de ser sorprendente que uno de esos fabricantes con licencia Arm que fabrica procesadores para Apple es Samsung. Si, ha leido bien, ese mismo fabricante que ahora mismo lucha encarnizadamente con su cliente por la hegemonía mundial. Con lo que se da la curiosa coincidencia de que son clientes y proveedor. Amigos y enemigos. Tremendo.
La firma de California, evidentemente , no quiere depender del gigante coreano para el desarrollo y fabricación de sus componentes, ya que puede ser peligroso para su distribución, con lo que el otrora líder en la fabricación de procesadores, Intel, está estudiando si pide la licencia a Arm y decide fabricar sus productos. Y usted estará pensando , ¿pero Intel y Arm no son rivales? Si, lo son, pero en este mundillo, como ya queda demostrado, un día se es enemigo, al siguiente amigo, y al siguiente socio.
El problema para el usuario puede venir cuando Intel decida mejorar su chip e intente sacar alguna alternativa al procesador de Arm no compatible y no licenciar su producto. Ahora mismo son arquitecturas diferentes, y eso significa que los programas o desarrollos que funcionan para una plataforma, no sirven para la otra. Y eso si que puede ser peligroso para nosotros, usuarios. Necesitamos soluciones compatibles caiga quien caiga. No dividan el mercado otra vez, por favor. No queremos otra vez Vhs, Beta y V2000. Por cierto ¿usted cual tenía?.

Y para terminar hoy, una canción muy bonita de un grupo que me llegó a ilusionar mucho con su penúltimo álbum, pero que me ha decepcionado con su último trabajo. Esperemos que sea el típico grupo como tantos con una serie de “un disco bueno, otro malo”. Wilco y “you and I”. Preciosa.

¿pero de verdad queremos encontrarlo todo?

Estamos viviendo una semana bastante convulsa en cuanto a lo que a información, Google y el “derecho al olvido” se refiere. Si, parece que entre el soplón de la CIA, el abogado que no quiere salir en Google, y la Unión Europea, que sigue fiel a su cometido (qué es básicamente no servir para nada), estamos hablando de privacidad, espías, información y sentencias judiciales más que nunca.

Independientemente de filtraciones, soplos y control de la información, al final el ciudadano de a pie quiere que los buscadores encuentren todo….¿o casi todo?. Mario Costeja, abogado experto en caligrafía,  denunció a Google por no eliminar de sus búsquedas una entrada en la que se hablaba de un embargo que éste tenía años atrás. El típico asunto que tienes en un momento de tu vida, que después solucionas, pero que Internet refresca cada vez que alguien hace una búsqueda con tu nombre.

El caso es que esta entrada estaba publicada (en origen en papel!) en el periódico La Vanguardia, hace la friolera de 15 años. Y este hombre se empecinó en iniciar una travesía en el desierto para que eliminaran este resultado de cualquier búsqueda por su nombre en Google. El resultado es que, primero el periódico en sí, que se lava las manos y dice que esa información se la mandaron publicar en su momento, y después el buscador, que dice que su jurisdicción está en Estados Unidos y que no puede variar su funcionamiento, dan largas. Además son apoyados por un dictamen de la ineficiente Unión Europea que borra toda esperanza de que cualquier otra persona pueda desaparecer del alcance del ojo que todo lo ve, el gran hermano, el dueño de la información mundial, Google.

google

Independientemente de que parece contradictorio que este hombre buscara la discreción, cuando es ahora mismo portada y entrevistado en la mayoría de medios, la verdad es que últimamente el comportamiento de la compañía de Redmond consigue levantar mi estado de ánimo, bastante apaciguado en estas fechas por calor, trabajo y demás vicisitudes de la vida. Es verdad que el buscador no es el único culpable, pues el periódico de marras no ha movido un dedo para eliminar el enlace al que Google hace referencia, pero ayuda poco y encima se hace el despistado.

Para que usted lo entienda, un robot de Google husmea en un servidor cada cierto tiempo para indexar, que es buscar y clasificar páginas o enlaces con determinadas palabras clave. Pues bien, el periódico en cuestión solo tendría que entrar o generar un archivo en su servidor (el llamado archivo robots.txt) y apuntar en ese archivo que no quiere que Google muestre ese resultado. Esto es un acuerdo tácito entre buscadores y páginas para hacer “invisibles” al buscador dichas páginas. Con esto, ese enlace no aparecería jamás (en teoría).

¿Varios ejemplos de páginas que no quieren ser encontradas al buscar por una palabra clave?. Lo van a entender rápidamente. La página web de la casa real con el término “Urdangarín” o la web de la SGAE con el término “ladrones”. Sobran las palabras.

La actitud del medio en cuestión deja bastante que desear, la verdad, pero, como gestor de información, Google abusa de su poder, y además lo hace conscientemente y apoyado en una prepotencia realmente reprochable. Excusas como que su filial en España no puede responder del comportamiento del buscador ya que solo es una comercializadora de publicidad, o que no puede modificar el funcionamiento de su motor de búsqueda serían hilarantes, de no ser porque se está convirtiendo  peligrosamente en el auténtico supervisor y controlador de información que Orwell predijo en su “1984” hace ya muchos años.

Y muestra de esa hipocresía es el comportamiento que ha tenido con respecto a la polémica de la inclusión de sus propios enlaces en los primeros resultados de búsqueda. Google fue advertido hasta la saciedad en Europa (porque la legislación en Estados Unidos es totalmente diferente), de que, o cambia su algoritmo de búsqueda, o será sancionada con una cantidad realmente importante.

¿Cómo? ¿Qué la Unión Europea funciona?. Claro, porque en este caso, lobbies de mucha fuerza como Fairsearch están detrás denunciando  y empujando. Detrás de esta presión está especialmente Microsoft, que con su minoritario buscador Bing, no son capaces ni siquiera de ser considerados una alternativa. El que esté libre de pecado que tire la primera piedra.

En este caso, Google ha tenido que dejar de hacerse el despistado y cambiará el algoritmo de búsqueda. O buscará un acuerdo. Cueste lo que cueste. Aquí la Unión Europea sí que ha conseguido que le tomen en cuenta. ¿O han sido las empresas o lobbies detrás de las denuncias?. Juzguen ustedes.

Google es una empresa modélica en cuanto a innovación y desarrollo de tecnologías se refiere. Aplicaciones que ya están, como el buscador o los mapas, y maravillosas tecnologías que van a llegar, como el coche sin conductor o las gafas, prometen cambiar y mejorar nuestro día a día, pero corre el riesgo de campar a sus anchas y convertirse en el dueño absoluto de la información y los datos mundiales. Y en ese caso se convertiría en una seria amenaza para la ya maltrecha privacidad y derecho a la intimidad de cada uno de nosotros. Lo único que hace falta es que los organismos reguladores funcionen globalmente, legislen y establezcan el límite. Una utopía quizás, aunque ¿no queremos que todo se pueda encontrar?.

El 4G está aquí. ¿no se había enterado?

Durante estas últimas semanas hemos asistido a una incesante cantidad de campañas anunciando que el 4G está aquí. La mayoría de operadoras se han apresurado a lanzar acciones de comunicación anunciando que “la nueva generación de telefonía móvil ya está aquí”.
En telecomunicaciones, la guerra está en su apogeo, y todos necesitan captar clientes, sobre todo después de la sangría de clientes que mes a mes sufren las grandes operadoras. Vodafone se avanzó y tanto Orange como Yoigo(de una manera un poco diferente) han anunciado su estrategia para ofrecer el servicio en breve. Parece que Movistar está esperando a que la TDT libere el canal de los 800Mhz en enero del próximo año para poder usarlo, ya que sus redes actuales a 1.800 Mhz están al límite. Para entender esto, hay que recordar que cada operadora tiene su frecuencia y su espacio asignado y el resto de operadoras tienen bastante más espacio libre para poder ofrecer este servicio que Movistar. Todo depende de los usuarios a los que das servicio y el espacio que tengas asignado.

Para analizar lo que muchos han llamado “una nueva era en las comunicaciones” un poco a la ligera, habría que contar con varios factores. El primero es la tecnología en sí misma. Hemos hablado de LTE en alguna ocasión, que es un protocolo que permitiría a las comunicaciones inalámbricas funcionar a una velocidad endiablada.Hablamos de velocidades superiores a 300Mbps para descargar y cerca de 75Mbs para subir datos (Es importante recordar que nunca se suben datos a la misma velocidad que se descargan).
startrek mobile

Una nueva era en las comunicaciones. Móvil de Star Trek 

4G no es LTE estrictamente, y , como tal, no llegará nunca a estas velocidades, pero nos va a permitir navegar con picos teóricos de 150 Mbps en bajada de datos y 50 Mbps de subida, siendo la media de descarga actual con 3G ligeramente superior a 1Mbps y la subida sensiblemente menor a ese mega.

Lo más destacable no está en la descarga de información, que incluso a una velocidad muy por debajo de lo esperado, nos va a permitir navegar con sensaciones parecidas a cuando lo hacemos desde casa. La diferencia está sobre todo en la velocidad de subida, la cual va a experimentar una considerable mejoría, ya que disminuye la latencia, que es el tiempo de respuesta a nuestras peticiones. Ese es el avance más espectacular que vamos a notar, sobre todo si estamos enganchados a algún tipo de juego en el que tengamos contrincantes virtuales.

Ojo que es remarcable también el hecho de que no todos vamos a poder navegar con 4G ya que necesitaremos un terminal relativamente nuevo y de gama media/alta. Lo único que tengo que hacer con estos terminales es instalar una aplicación y activar el servicio con mi operadora. Y pagar una nueva tarifa, claro.

En estos pocos días, los resultados no han sido malos, aunque están bastante lejos de las cifras teóricas de las que hemos hablado. Nuestros compañeros de Xataka han hecho una interesante prueba con un terminal LG Optimus y Vodafone 4g en Madrid, y las pruebas han dado relativamente buenos resultados, aunque con una cobertura bastante limitada y con una variación de velocidad tremenda dependiendo del sitio en el que estuviera el terminal. El máximo que lograron para descarga fue de 48 Mbps, mientras que en subida hablan de cifras cercanas a 18 Mbps pero con menor variación, lo que es una muy buena noticia.

¿Significa esto que al final no tendremos telefonía fija en casa con nuestro ADSL y demás?. No. Al menos de momento, ya que el problema que nos vamos a seguir encontrando en la tarifa de móvil es la ausencia de tarifas planas. Va a seguir existiendo un límite de descarga de 10Gbs en la mayoría de operadoras, y eso para una velocidad teórica de 150Mbps es insuficiente, con lo que llegaremos al límite en poco tiempo. Ese es el problema real. En casa podemos navegar sin límite pero con el móvil tendremos que esperar.

Me gustaría recordar que pese a lo que podamos creer, no tenemos la peor oferta de telefonía e Internet de Europa. Es cara, sí, pero no es inferior a la de otros países que suponemos que están más avanzados, como Francia o Alemania. Es muy mejorable, eso sí, pero no estamos a un nivel tan bajo como pensamos.

Y hablando de evoluciones, mucha calidad en el anterior disco del grupo francés Phoenix, Wolfgang Amadeus Phoenix, cuyo anterior disco (acaban de sacar el nuevo y muy bueno “Bankrupt”) supuso un valiente cambio de estilo apoyado en talento. Mucho talento. Disfrutad de “Listzmania” mientras navegáis a 4G…..o a lo que podais.

todos contra la manzana

Esta semana ha sido la WWDC o lo que es lo mismo, la conferencia para desarrolladores de Apple. Lo que tiene de importante esta reunión, vamos al grano, es que la marca de la manzana da pistas sobre lo que va a venir en cuestión de aplicaciones y software en los próximos meses. El resultado de la conferencia es similar al de las anteriores. Se han presentado buenas evoluciones, incluyendo los sistemas operativos para dispositivos móviles y ordenadores, además de una aproximación al servicio de radio o música a demanda como Spotify y similares.

El motivo del post de esta semana no es el resultado de la conferencia o reunión, sino reflexionar acerca del tratamiento de la información que se le da al gigante de la tecnología. Con datos objetivos encima de la mesa, el enfoque que da esta empresa a sus productos, presentaciones, marketing (es ejemplar como la Applestore cierra durante las conferencias) e imagen de producto sigue siendo de primer nivel. Si no es perfecto, está cerca. Me causa cierta estupefacción ver cómo tras cada uno de estos eventos, salen los fanáticos pro y anti Apple de turno y se enzarzan en todo tipo de medios, redes sociales, foros, blogs y demás en discusiones acerca de si la presentación ha sido fantástica o un engaño más. Pocas estrategias de marca proporcionan semejante resonancia a todos los niveles.

rotten-apple-9188769

En relación a este tipo de comportamientos, me gustaría destacar como en numerosos medios salió publicado a media columna como se iba a prohibir la venta de terminales antiguos de Apple en EEUU como resultado del famoso (y ya aburrido) culebrón de las patentes estadounidenses. Esto sirvió a mucha gente para hablar de que era una noticia terrible para la empresa estadounidense. La realidad es que a partir de  la sentencia, hay 60 días para la apelación y cuando la sentencia sea firme , algunos terminales antiguos de Apple como el Iphone 4 y algunos modelos de Ipad antiguos, no se van a poder vender por la operadora AT&T. Convendría recordar, que aunque es verdad que el Iphone o Ipad antiguos tienen cierta importancia en las ventas de Apple, en pocos meses, con la segura aparición de la nueva versión de estos dispositivos, los modelos antiguos pasarán a mejor vida y dejarán de venderse.

La noticia real es, pues, que, para una operadora, algunos dispositivos antiguos pueden dejar de venderse, aunque lo normal es que dejen de venderse antes (cuando se presente la próxima versión, en unos 4 meses).

Dentro de la exitosa (por las ventas realizadas) estrategia de Apple de permitir a sus usuarios actualizar sus terminales de 1-2-3 años con la última versión del sistema operativo IOS, Apple es la única marca que se permite el lujo de vender terminales antiguos, a un precio menor eso sí,  para la gente que no se puede permitir el lujo de comprarse el teléfono o tableta más nueva.  Y eso tiene mucho mérito. Mérito por permitir actualizarse a un dispositivo “antiguo” y mérito por convencer a alguien para que se lo compre.

Otra historia  sería si yo me compraría un terminal antiguo aunque tuviera la última versión casi completa de IOS. Probablemente no. Pero me disgusta la actitud de cierta gente cebada con la marca de Cupertino hasta puntos a veces hilarantes. Hay críticas que tienen su parte de razón, pero criticar que no inventen la rueda cada seis meses me parece algo surrealista. No se puede inventar un Iphone o Ipad cada seis meses.

No, no soy un fan boy de Apple. Sobre el papel, como ingeniero que soy y con el paso de los años, no creo en que una tecnología sea mejor que otra para un usuario final. Creo en el uso que cada persona va a dar a su dispositivo. Lo de enzarzarse en discusiones acerca de si es mejor Android o Windows Phone o IOS o cualquier otro me parece una pérdida de tiempo. Y hablando de dispositivos, lo mismo. Una cosa son las especificaciones técnica de cada producto, y ahí sí que podemos decir que hay productos superiores …en especificaciones. Pero cada concepto tiene sus características y el que mejor se adapta a tu día a día dependerá de lo que te puedes gastar, lo que quieres hacer con tu teléfono, la facilidad, el diseño de la interfaz gráfica, etc…. Para mi madre, por ejemplo, no hay mejor teléfono que un Nokia antiguo con Symbian ni mejor ordenador que su tableta Ipad 2. ¿Son los mejores dispositivos? Para ella, sí. Para mí no. Todo depende de para qué quiera utilizarlo.

Y para terminar, como cada semana, y dado el ambiente hostil que se respira en la red, una canción oscura, preciosa, áspera. Axl Rose cuando aún valía la pena escucharlo. Guns’n’Roses y su “civil war”.

Infiltrados, hackers y amiguetes

¿No puede con su enemigo? ¿Le considera demasiado poderoso? ¿Cree que es difícil saber lo que piensa?. Infíltrese en su sistema y sepa lo que masculla y planea el malvado de turno. Consiga un hacker de garantías y ataque a su enemigo. Eso sí, que no se entere. Somos la justicia.

Hace pocas semanas explicamos cómo funcionan los ciberataques, siempre apoyados en un programita que, sin querer o sin leer, nos descargábamos a la vez que conseguíamos esa canción que nos gusta o esa película que queremos ver. Además, también explicamos que este programita o malware o troyano, se quedaba allí en mi ordenador esperando una señal de alguien (al que en un tono un poco jocoso se le llama pastor) para iniciar un ataque de bombardeo de información hacia un determinado objetivo.

DCEA - LOS INFILTRADOS

Leo en numerosos medios como Gallardón planea autorizar que la policía pueda introducir este tipo de archivos en ordenadores de sospechosos. ¿El objetivo?, conseguir información, contraseñas, sitios a los que el sospechoso accede, claves para desencriptar archivos, etc… que un sospechoso pueda tener en su ordenador. Este anteproyecto de ley, pretende regular este tipo de prácticas en uno de los campos de batalla más difícil que los cuerpos de seguridad pueden encontrar. El ciberespacio.

Seguro que esto le está dando que pensar ahora mismo. De hecho, habrá una parte de usted que piense que podría ser una buena medida. Y otra parte, que llevamos todos dentro, que piensa que esto puede ser un poco peligroso. Para ceñirnos a la realidad, se podrá aplicar a cualquier delito que sea susceptible de penas de cárcel superiores a tres años y en aspectos definidos como terrorismo, crimen organizado, pornografía infantil o delitos de índole informática como estafas, ciberacoso, etc….El problema que nos podemos encontrar es que que técnicamente podría ser anticonstitucional, ilegal o poco adecuado, según leo en algunos medios.

Esta ambiciosa ley, podría incluso obligar a cualquier persona conocedora o involucrada en el sistema informático del sospechoso a colaborar, incluidos administradores, hackers o conocedores de los entresijos de cualquier sistema informático. De momento, a la comunidad internauta no le gusta nada la idea.

El primer problema que se han encontrado otros países a la hora de aplicar este tipo de legislación, ha sido el de empezar sin definir bien cómo, para qué y a quién se le debe de aplicar este tipo de medidas. En Alemania, por ejemplo, al final sólo se puede aplicar (legalmente hablamos claro) a delitos de terrorismo que pongan en peligro la seguridad nacional. En este caso concreto, la intromisión en la intimidad del ordenador de cada uno de nosotros en su casa ha pesado más que el poder espiar u obtener información para otro tipo de delitos.

Siguiendo la línea que seguimos en este blog desde que empezamos, creo que queda un largo y tortuoso camino hasta poder legislar y autorizar este tipo de medidas. La tecnología corre, o mejor dicho vuela, y la legislación va lenta, demasiado lenta. La medida puede ser de utilidad, pero habría que perder tiempo (para eso están los llamados expertos) en ver cómo han funcionado este tipo de medidas en otros países, además de definir bien los casos en lo que se podría aplicar. El problema fundamental, que “los expertos” siguen sin ver, es que el tablero en el que se libran están batallas es global, mundial, interplanetario. No tiene sentido legislar sin tener una cobertura internacional. El ordenador al que quieres “infectar” o espiar puede estar en otro país y, si la tendencia continúa, en la famosa “nube”. Las plataformas virtuales están a la orden del día, y la deslocalización cada día se hace más patente. La virtualización hace que cualquiera pueda tener un ordenador virtual en cualquier sitio del mundo.

Hace falta que los “expertos” conozcan de verdad esta realidad y legislen globalmente, la tecnología no admite reglas a nivel de gobiernos locales. Hacen falta organismos a nivel mundial que controlen y legislen. Hasta que no nos demos cuenta de esto, no habrá manera de controlar ni vigilar nada. Ah! Casi se me olvidaba. Otro día hablaremos también de la enésima cruzada que se plantean retomar contra la piratería, que también está incluida en este anteproyecto de ley. A priori parece una continuación de las medidas ineficientes, que no han conseguido nada en los últimos quince años. No hay manera de que entiendan cómo funciona Internet y las numerosas oportunidades de negocio que nos abre. Y esto no es defender la piratería. Trabajo en el desarrollo de software. Somos creadores.

Y siguiendo con el aire un poco de hackers, ataques, mundos virtuales y demás, una dosis extra de adrenalina para ayudarnos a terminar la semana. “Breathe” de The Prodigy. Auténtico queroseno para nuestro depósito.

¿harto de conducir?

En alguna imagen de estas que se te quedan  grabadas cuando eres adolescente, aún recuerdo a Schwarzenegger en “Desafío total” subiéndose a un taxi sin conductor. La película no es que fuera muy buena pero, ¡qué le vamos a hacer!, son cosas que te llaman la atención y pasan a formar parte de toda la galería de imágenes que tienes en tu cerebro y que hacen referencia a lo que pensábamos que iba a ser el futuro junto con los replicantes de “Blade Runner” o el patinete de Marty McFly en “Regreso al futuro”.

1990-total-recall_2065421i

La realidad es que el coche sin conductor de Google ya está aquí, Y ha llegado para quedarse. Ya son tres los sitios en Estados Unidos (Florida, California y Nevada), donde el Self Driving Car de Google, así es como se le denomina al proyecto, puede circular.

Podemos pensar, el humano siempre tiende a hacerlo mal, que igual no se ha probado lo suficiente. La realidad es que se ya han realizado más de 500.000 kilómetros de pruebas y los resultados han sido excelentes. Al menos así lo ha comunicado Google. Algún accidente pequeño ha habido, en modo manual eso sí, aunque muy amplificado por los medios. El gigante tecnológico ya dispone de una flota de coches (alrededor de 10 coches) equipados con la última tecnología que se ha desarrollado y que permite a estos ser conducidos de manera autónoma. Estos coches serán identificados con una matrícula roja con el símbolo de infinito.

Es verdad que la ley va a obligar a que de momento haya una persona sentada detrás del volante, y que hace falta un ingeniero sentado en el asiento del copiloto. O  que sólo se puede circular en trayectos que previamente se hayan realizado y estén mapeados en Google Maps. Pero ¿no les parece impresionante que un coche circule por sí mismo basado en un sistema de navegación?. A mí me fascina la verdad.

Google, al mando del ingeniero que llevó a cabo el proyecto Street View (ver las calles dentro de los mapas de Google como si estuviéramos allí), ha conseguido integrar numerosas tecnologías que ya estaban inventadas, pero no estaban desarrolladas en ese sentido. Bajo la potencia y la capacidad de su sistema de navegación (hay que ver el partido que le ha sacado Google a su revolucionario Google Maps unido a la potencia de su ecosistema de búsquedas) ha conseguido hacer realidad el sueño que muchos teníamos cuando éramos pequeños.

story_thinking-big-larry-page_image_726x726

Con un equipamiento valorado en más de 150.000 dólares, el dispositivo más importante es un radar giratorio llamado LIDAR situado encima del coche que detecta e identifica cualquier objeto en un radio de entre 50 y 120 metros, y que es interpretado en 3d por el ordenador central del coche, que está situado en el maletero. Contra lo que podríamos pensar, el proceso de datos no lo realiza este, sino que se realiza en la familia de servidores de Google en la nube, con lo que Internet es absolutamente necesario para su uso. Este radar se apoya en dispositivos convencionales que muchos coches ya utilizan: radares en la parte delantera y trasera del coche, una cámara para detectar las señales y semáforos, y giroscopios e instrumental para saber la dirección y el posicionamiento exacto del coche. En este vídeo se puede apreciar como una persona invidente va a comprar su ración de hamburguesa diaria con uno de estos vehículos y, reflexión culinaria al margen, el resultado es fantástico.

El poder de creación del gigante de Mountain View es absolutamente vertiginoso. Os recomiendo esta entrevista a Larry Page al respecto. Hace unas semanas hablábamos del lanzamiento y puesta en marcha de uno de los dispositivos con más potencial que recuerdo, las gafas. Al igual que con estas, el potencial en numerosos ámbitos de nuestra vida diaria que tiene un vehículo sin conductor es absolutamente inspirador. ¿Por qué no pensar en la existencia de carriles automáticos o manuales en las ciudades o carreteras donde poder conducir de una manera asistida o manual según las necesidades de cada momento?. El futuro está aquí.

Y hablando de coches, de Estados Unidos, y  de banderas sureñas, festivales de verano, Woodstocks y noches de desenfreno . ¿Por que no escuchar a uno de los grupos de rock más evocadores de la historia?. Rock en estado puro. Lynyrd Skynyrd y su “Free bird”

La television del ¿futuro?

Habitualmente me gusta mucho leer sobre tecnología. Hay mucha y muy buena información en la red con gente que sabe mucho de gadgets, tendencias y cibereventos varios. En estos medios se habla mucho de televisión, smarttv, modelos de suscripción por internet y demás. Aquí ya hablamos de Wuaki, el videoclub español online participado por el gigante japones Rakuten, como modelo de éxito.
Es curioso como a pesar de estar en boca de mucha gente, publicidad, medios, etc.. es una realidad que el concepto smarttv, surgido tras la famosa feria de tecnología que anualmente se celebra en Las Vegas en el 2010, no termina de despegar. Las cifras son buenas, alrededor de un 8% de aumento en horas de televisión a través de estos dispositivos, pero no las cifras abrumadoras a las que estamos acostumbrados en tecnología.
El fenómeno smarttv, al igual que el de smartphone, viene de la integración de la web 2.0, es decir al uso de internet bidireccionalmente, en el dispositivo. La clave es poder instalar aplicaciones en el televisor que aumenten sus prestaciones, al igual que hacemos en nuestros teléfonos diariamente (que sería de algunos sin el ….. Whatsapp?).
Uno de los principales problemas para el crecimiento del smarttv es la gran cantidad de plataformas que existen. Es verdad que está en marcha una plataforma para aunar distintas marcas y consolidar una plataforma común, pero algunas marcas como Samsung o Sony van por otro lado y no se han unido. Esto no pasa con el mercado de la telefonía, donde hay dos, como mucho tres, plataformas que facilitan el trabajo a los desarrolladores, ya que es difícil crear la misma aplicación para tantos entornos diferentes.
Es chocante que hasta aquí no haya hablado del que tradicionalmente ha sido el dominador del mundo de la televisión, las cadenas. Estas, que se ven amenazadas por un nuevo escenario, donde los fabricantes han creado un nuevo modelo de negocio obviándolas, han reaccionado rápido, creando una plataforma llamada Hbbtv, donde ellos son los que definen una plataforma estándar capaz de mostrar todo su contenido como ellos quieren y sin perder un ápice de poder.
La guerra está servida, pero, en mi opinión, los fabricantes tienen mas que ganar, a poco que consoliden y unifiquen plataformas para no atomizar el mercado. Es muy destacable que Googletv, surgido con gran expectación en 2010 como un modelo que engloba televisión en streaming, netflix, varias cadenas y todo el contenido de Internet, ha fracasado en su salida al mercado estadounidense, que es el que marca tendencia.
El consorcio Logitech, Sony y Google, llamado a ser el referente mediante una caja que podemos conectar a nuestro televisor y que nos permite convertirlo en un smarttv (al estilo de la Appletv pero con mucho mas contenido y posibilidades), ha sido un estrepitoso fracaso, con ventas cuatro veces por defecto de lo esperado. ¿Cual es el problema? Quizás el momento, el formato, las expectativas, etc….
La televisión inteligente ha llegado para quedarse, eso es evidente, pero el ritmo no es el esperado. La disparidad de plataformas y la gran cantidad de modelos y alternativas no parece ayudar. El primero que se de cuenta y reúna esfuerzos, desarrollos adecuados y ,sobre todo, alianzas con cadenas de televisión y suscripción online, como Netflix, será el que se lleve el gato al agua.
Este post lo he escrito en el tren, que despierta momentos de inspiración y tranquilidad, al ritmo del último disco de Jonathan Jeremiah y su disco “gold dust”. Todo un descubrimiento de un talento innato para escribir y componer canciones. Aquí va una de las joyas que podréis encontrar dentro de un puzzle de canciones preciosas. “lazin’ in the sunshine” sabe a buenos momentos, a aire fresco de montaña. Hasta el próximo post.