¿Aprenderán de una vez?

El pasado día 22, leo en el blog de Enrique Dans un post en el que (por fin) se anuncia que el tribunal supremo ha dado la razón a Julio Alonso en una demanda que hace ya unos cuantos años había presentado la (malvada?,perversa?,mezquina?…) SGAE. 

Hoy escribo porque me he alegrado un montón que Julio, una persona entre las 25 personas mas influyentes de España en Internet según el diario el mundo, al que no conozco personalmente, pero al que su trayectoria personal y cordura le convierten en una persona a la que admiro profundamente, puede respirar tranquilo porque por fin! el supremo le ha dado un portazo en todos los morros a la Sgae y, no lo olvidemos porque es parte importante en este asunto, a Google.

La historia en cuestión tiene su inicio en 2004, cuando la red (hablo de la red como un conjunto de personas que no tienen nada que ver entre sí y se unen porque algo les parece mal), inician un Google Bombing contra la Sgae porque en su opinión (y en la mía), les parece abusiva, errónea e inútil la campaña de los cánones que comienza entonces y que encarece un producto (cualquier producto) de consumo como una tarrina de cds, casi al doble de lo que costaba anteriormente. Y lo peor es que los ingresos no van para los autores sino para los que gestionan mal sus derechos. 

Un Bombing, para los mortales no geeks tecnológicos ( la mayoría), es un mecanismo por el que desde muchas páginas se pone un vínculo a la página en cuestión ( en este caso a la Sgae) con el título (que puedo hacer que no se vea) que quiero asociar a dicha página. Es decir, mucha gente pone un vínculo a la página de la SGAE con el título “ladrones”. De esta manera cuando busque en Google por la cadena o palabra “ladrones”, aparecerá la página web de la Sgae, debido a la multitud de referencias hacia ella que existen. Aquí lo teneis explicado también.

El caso es que Google se da cuenta de este problema y altera su algoritmo Page Rank (el robot que hace las búsquedas y almacena la información de búsqueda) para evitar estos movimientos. Es decir Google altera uno de sus principios fundamentales, la transparencia de la información. Lo triste es que Google ya ha alterado muchos de sus principios y se ha convertido en una maquinaria ¿inquietante?.

Después de que Google elimine estos resultados de búsqueda por la (supuesta) reclamación de la Sgae, resulta que el post de Julio Alonso que cuenta lo que ha pasado aparece como primer resultado de la búsqueda sin que Julio haya participado en el bombing. Julio únicamente cuenta lo que ha pasado y el robot de Google lo pone como primer resultado. Ahí empieza su calvario, porque en 2007 recibe un burofax en el que se le pide que retire su post o, por lo menos cambie el contenido. Sin hacer caso a las amenazas de la Sociedad  General de Autores, no hace nada hasta que le llega una demanda en firme y después, en 2009, es condenado.

Lo normal hubiera sido que la mayoría de la gente(El amenazar con una estructura importante detrás, ya comenté que tiene nombre en USA: slapp), se hubiera echado atrás  pero el proceso siguió adelante y ahora el supremo le ha dado la razón a este cibernauta y , lo que es mas importante, espero que siente precedente para este tipo de disputas. Enhorabuena Julio Alonso

Iba a escribir que la imagen de la Sgae y toda su cohorte de personajes grotescos queda seriamente dañada pero ¿más dañada de lo que está?. A ver si por fin esta gente se da cuenta de que no se pueden poner puertas al campo. Pasan los años y siguen con una venda en los ojos. ¿hasta cuando?

 Y para terminar el post, una canción eterna, infalible, emocionante, una canción que me gusta tanto que procuro escucharla con al menos cierto tiempo entre medias para que no se me haga pesada nunca. “But if I know you you’ll bang the drum
Like monkeys do”……

Señores y señoras, los maravillosos Waterboys con Mike Scott al frente:” Don´t bang the drum”

Anuncios

La importancia de saber donde estas

Leo en prensa que, una mas de los mapas de Apple, un coche se pierde en medio del desierto australiano porque la aplicación de mapas del Iphone sitúa una ciudad a 70 km de su posición real y en medio del desierto, con temperaturas de mas de 45 grados.
La noticia realmente tiene poca relevancia, de no ser por como Samsung con fiereza amplifica el asunto, pero reivindica el papel crucial que empieza a jugar el gps y la geolocalización en nuestras vidas. Como conocedor y usuario de sistemas de geolocalización, todavía me sorprende el relativo miedo de la gente al uso de esta herramienta en su smartphone o dispositivo portátil.
El gps es uno de los mejores inventos del siglo XX. Gestado desde que el sputnik I entró en órbita en 1957, a la NASA le llamó la atención como, a través de las ondas Doppler, los rusos eran capaces de conocer la situación del satélite con relativa precisión. Tras muchos años y muchos millones en investigación (que importante es buscar nuevos caminos siempre), consiguieron en 1995 poner en marcha un sistema gratuito con 24 satélites que permiten cubrir la totalidad del globo terráqueo, y que a través de un sistema de envío de señales hacia al menos 3 satélites, era capaz de triangular una posición y ubicarse con un margen de error increíblemente pequeño.
Es de conocimiento popular que el mismo Estados Unidos, que es el dueño de esta infraestructura, no da la posición exacta,reservando la posibilidad de dar un margen de error entre 15 y 100 metros. Esto cambió en 2000 cuando se decidió eliminar esta restricción. Actualmente, y con condiciones favorables el margen de error es inferior a 2,5 metros.
Poca gente sabe que además del sistema GPS, existen sistemas similares rusos,europeos( proyecto Galileo) y chinos. Por cierto, que este último pretende ofrecer en un par de años un servicio con 6 satélites mas. El gigante asiático siempre quiere mas.
Los años han pasado, y gracias sobre todo a la aparición del smartphone, el uso del gps se ha incorporado y democratizado. Ya era hora.
Ha sido muy importante el avance de esta tecnología gracias al sistema de alertas telefónicas americana, el equivalente a nuestro 112, que propició la adopción de la red de telefonía como apoyo al satélite para la localización de un terminal telefónico.
Hubo gente que antes de que los teléfonos inteligentes aparecieran, vio la utilidad de este sistema y su posible idilio con las redes sociales. El creador de la famosa aplicación foursquare, vendió su idea a Google en 2000(Dodgeball) y se marchó por la poca confianza del gigante en su idea. Eso sí, refundó su idea con el archiconocido y startup de éxito, foursquare. Evidentemente Google retomó el proyecto y creó uno de los servicios pioneros de geolocalización como Latitude, un servicio sorprendente e innovador en sus inicios, con el que puedes localizar a tus amigos, al que siguieron google places y al indiscutible nuevo rey de la tienda itunes(esta semana ha vuelto a salir la versión para Ios por fin!), google maps. Para mí, el indiscutible rey de los mapas y la localización.
Cualquier otro gigante que se precie, ha visto la utilidad y la proyección de estos sistemas y tiene su propia aplicación: facebook places, Microsoft y Nokia con Here, los sitios de reputación social de los que hablamos la semana pasada como Yelp, etc…
Creo que es justo rememorar la importancia de este invento y su introducción en el smartphone, y animar al usuario medio a que utilice esta herramienta, que en un momento determinado puede sacarte de un apuro importante. No deja de extrañar,el hecho de que cuando quedo con mis amigos en un sitio nuevo, muchos de ellos no consiguen encontrarlo, pese a disponer (me consta) de flamantes smartphones con tarifas de datos. De verdad, vale la pena al menos perder unos pocos minutos en aprender como funcionan como mínimo las aplicaciones de mapas que lleva por defecto cualquier smartphone. No implican ningún problema de privacidad y puedo saber la ruta a pie, en coche, el tráfico, los sitios cerca, la distancia, el transporte público que debería coger, etc…….Como siempre digo, es fundamental saber donde estás.
Y para terminar, una canción tremenda de un disco increible de 1999. El “play” de Moby me conmueve, me da energía cada vez que lo escucho. Una pequeña joya de un gran creador de melodías. La canción se llama “Find my baby”….maybe with a Gps?
Hasta el próximo post!

Opinar es gratis. ¿O no?

Esta semana me ha llamado bastante la atención una noticia en la que se dice que un constructor ha demandado a una cliente en EEUU por poner una reseña negativa y falsa en Yelp.
Me chocan bastante dos cosas. Una, la cuantía de la demanda (casi 750.000 $), y la otra, la enorme relevancia de la noticia allí y cómo los sistemas de reputación y reseñas son sumamente respetados por la justicia.Se supone que el transmisor de la noticia no es responsable de lo que se publica.
Yelp es la empresa que todo emprendedor-sufridor, ha soñado en algún momento con fundar. Puede ser de las pocas tecnológicas en el mundo que ha desestimado ofertas mareantes de Google (475 M $) y Microsoft (700 M$). Es de las webs mas visitadas al otro lado del charco con mas de 50 millones de usuarios y casi 13 millones de reseñas. Y además, ya está en España, sobre todo de la mano de los mapas de Apple(no muy buen anfitrión, la verdad).
El funcionamiento es simple pero efectivo: expresas tu opinión hacia cualquier sitio que hayas visitado. Para el empresario es también muy útil, ya que además de aportar información sobre tu negocio, puedes utilizarlo como herramienta de marketing para gestionar promociones y, lo que es mas importante, conocer qué opinan acerca de tu producto tus clientes.
Esto es algo en lo que me gustaría incidir. Es importantísimo para una empresa conocer las opiniones acerca de cómo trabajas. Y no es malo que alguien te dé una mala reseña. Lo que es malo es que haya aun empresas que no entiendan que información es poder. Y es mejor aceptar una crítica negativa y hablar con el cliente proponiéndole soluciones y aprendiendo de tus errores, que intentar borrar las críticas que no te parecen buenas. Hay mucho camino aún por recorrer.
Ojo, que con estos sistemas, las críticas negativas no se pueden borrar pero ¿eso es un problema?. Yelp, como Amazon, Ebay, Tripadvisor y varios mas afirman que tienen mecanismos que detectan reseñas fraudulentas. Es algo que a priori parece difícil, pero la verdad es que Yelp fue acusado de extorsionar a clientes con las críticas negativas y………los juzgados le dieron la razón. A raíz de todos estos sucesos, hay bastantes sistemas online de reputación en los que se hace público qué comentarios se eliminan y porqué.
¿Puede haber algo de oscurantismo en todos estos sistemas? Desde luego pero ¿donde no hay oscurantismo? Google en muchas ocasiones ha hecho desaparecer vínculos de manera ¿rara?.
Prefiero quedarme con la utilidad de estos sistemas y pensar en positivo. A través de un estudio hecho en la universidad de Berkeley, se demostró que en un sistema de puntuación de cinco estrellas, el tener media estrella mas, de tres y media a cuatro, supone tener mas de un veinte por cien de opciones mas a la hora de tener tu restaurante lleno. Esto son datos demostrados. Esto es relevante y hay que aprovecharlo. Social media, redes,sociales, foros…..gente a fin de cuentas y sus opiniones, son importantes y necesarios para que una empresa funcione bien.
Me quedo con una noticia que he leido acerca de los directores de hoteles en Melia, a los que se les calcula una remuneración variable en función de las opiniones vertidas en Tripadvisor. Y me gusta que ya se pueda ver en muchos hoteles una plaquita con su posición en Tripadvisor en la puerta.
Personalmente, tengo que decir que hasta ahora, en todos los sitios en los que he estado y habia unas cuantas (no una, claro!) reseñas positivas o razonablemente positivas, la conclusión final ha sido la misma. El sitio estaba acorde a los comentarios en un 90%. Aprovechemos la red para generar opinión, hagámoslo siempre que podamos. Nos estamos ayudando a nosotros mismos. Opinar libremente es el camino.
Y dados los tiempos que nos ha tocado vivir, hoy he decidido terminar con una canción de los Beach Boys, a menudo injustamente tratados, que transmite buenas vibraciones. Que nadie se pierda un segundo de su disco Pet Sounds, uno de los considerados mejores discos de la historia, un discazo. Espero transmitiros esas buenas vibraciones.

¿Que los sms están muertos?

El pasado martes 3 de diciembre hicieron veinte años desde el envío del primer sms. En 1992 se consiguió enviar un mensaje de texto desde un PC a un teléfono móvil. El hacer operativo el proceso y, sobre todo, que fuera bidireccional, es decir, que se pudiera responder a ese mensaje, costó alrededor de siete u ocho años gracias a que un gigante como Nokia (quien la ha visto…..) se implicó viendo el potencial que esta tecnología podía tener .

Han pasado veinte años y, con unas pocas mejoras, el sistema continúa siendo usado por la mayoría de usuarios de telefonía
. Pocas tecnologías persisten con tan pocos cambios. Sus ventajas en todo este tiempo: economía y rapidez, además de constancia. El texto se puede almacenar. Siempre es bonito tener guardadas las cosas que te gustan o son importantes.
Por otra parte, una de las cosas no tan buenas de los sms es su paso por un servidor de mensajes, que es el que realmente lo retransmite a su destinatario. ¿Malo, por qué? Porque los sms tienen fecha de caducidad y si no se consigue retransmitir a su destino final en el plazo requerido, el mensaje se perderá. Y el usuario habrá pagado su mensaje en el segundo cero, cuando su mensaje ha llegado al centro de mensajes.
Es de destacar el paso y la adecuación de esta tecnología por todas las generaciones de bandas: gsm,3g,4g, etc……, porque funciona por la línea de voz, no de datos o internet. Y eso significa que es seguro. ¿Seguro un sms?…¿si es antiguo no? Si, pero es mucho mas seguro que cualquier intercambio de información enviada por Internet. Y eso es muy importante.
Apreciaciones tarifarias o de seguridad al margen, es muy destacable como aspecto social el cambio que supuso el tener entre 140 y 160 caracteres para redactar mensajes. Es conocido el sublenguaje aparecido en todos los idiomas para acortar palabras y que en este espacio quepa mas contenido. Revolución lingüística al canto.
Y, como si fuera un combate de boxeo, una vez presentado uno de los contendientes, nos queda el otro, o mejor dicho, el otro equipo. Whatsapp y el resto de aplicaciones de mensajeria, en auge total en la actualidad.
De hecho, es fácil ver en la misma mesa de un bar a cuatro personas sentadas sin mirarse durante media hora, cada una de ellas embrujada con su pantalla de smartphone y sus grupos de whatsapp a toda mecha. Es increíble la aceptación y el enganche que supone esta aplicación para la mayoría de usuarios de datos en telefonía móvil. Datos, si. Porque whatsapp y similares como line (atentos a esta otra aplicación que rompe en Asia), funciona sobre Internet, con lo que me obliga a pagar cuota de Internet en mi móvil. A diferencia de sms, este tipo de mensajería, sólo funciona bajo Internet.
Me gustaría destacar, que el precursor de este tipo de aplicaciones ha sido otra tecnológica venida a menos, como Blackberry. Ellos fueron los primeros en ofrecer solo a sus usuarios un sistema de chat ilimitado, por una cuota de datos relativamente barata al mes. Blackberry rompió moldes en España hace relativamente poco, ya que permitía a los adolescentes estar online todo el día por cerca de seis euros mensuales.

El problema para RIM
, fabricante de Blackberry, ha sido que no fue capaz de extrapolar esta tecnología al resto de usuarios de smartphone. Y lo ha acabado pagando caro, porque las tarifas de datos han bajado de precio, y ahora es posible por ese precio estar conectado sea cual sea el teléfono de tu amigo y además puedes navegar y tener correo.

Whatsapp ha supuesto una revolución, y un ejemplo claro de como algo bastante obvio pero relativamente bien hecho, puede triunfar
. Puedes encontrar la aplicación en el top5 de cualquier plataforma durante los últimos dos años. Casi nada. En agosto de este año se batió el record de mensajes en un día: diez Billones…….
Pero whatsapp tiene también su lado oscuro. En enero de este año Apple decidió sacarla de la Appstore, ya que desde una página web era posible acceder y cambiar el estado de cualquier usuario. Muy endeble y poco seguro. Se ha sabido hasta hace poco que no se usaba ninguna encriptación en el envío de sus mensajes. Eso significa que a través de una red abierta, es relativamente fácil poder pescar cualquier conversación. Ojo a las redes abiertas. Encriptar significa que la información salga cifrada, con lo que si alguien la consigue obtener, será dificil que pueda obtener el contenido real de la conversación. Desde hace relativamente poco, Whatsapp asegura que encripta. Veremos.
Una vez expuestos los dos contrincantes, queda la duda…..porque con las tarifas de datos existentes, los sms también están incluidos en tarifas planas, con lo que puedo enviar todos los que quiera. ¿Qué sistema es mejor? Depende. Para envío de datos seguros, yo aconsejo sms. Es básico pero robusto. Para cachondeo y relaciones sociales, es mucho mejor Whatsapp y cia. Psicológicamente, no me gusta nada la obligación moral que supone whatsapp cuando recibes un mensaje. Parece que tienes que contestar si o si. Y eso no me gusta. Me carga. Y me cargan los grupos, en los que hay gente que está todo el día contando lo que hace. A todas horas. Para eso están las redes sociales!. Para que el que quiera me siga. El que quiera, no todos.
A estas alturas del post, el que haya conseguido llegar hasta aquí, estará pensando que soy un nostálgico, que los sms están muertos. Ojo a estos datos, en Inglaterra y Francia, en 2011 se incrementaron el número de sms en casi un treinta por cien anual. Y son países con tasa de penetración de smartphones igual o superior al nuestro. Es verdad que España es paraíso para Whatsapp, pero al contrario de lo que la gente pueda pensar, el número de sms por año permanece casi lineal con bajadas anuales relativamente pequeñas, menores al 5%. Se siguen usando los sms aunque tenemos otras opciones para envío de información.
Un poco de respeto para las tecnologías veteranas. El sms está vivito y coleando. Um poco de respeto!
Y, celebrando estos veinte años, aprovecho para postear el mejor disco sin duda de Rem, “automatic for the people”. Disco que salió en 1992 y que tiene una canción que me pone los pelos de punta cada vez que la escucho. “drive” http://m.youtube.com/#/watch?v=ItP6yNlsKwc&desktop_uri=%2Fwatch%3Fv%3DItP6yNlsKwc&gl=ES
Hasta el siguiente post!!